Socios tecnológicos

En esto de internet hay modas, no podía ser de otra manera. Hoy en día lo que más en boca está de todo el mundo son los emprendedores y las startups, “a la fuerza ahorcan” que se suele decir… Tuvimos la época que la moda eran los comunnity managers, flash o la de las sinergias (una de mis preferidas)… y el eterno SEO, que permanece inmutable a modas.

No voy a entrar en explicar sobre emprendedores y startups, hay auténticos gurús por ahí que nos lo cuentan cada dos por tres y otros con muchos conocimientos en la materia de los que también podemos aprender sobre el tema, aunque yo prefiero sentarme con gente que lo ha vivido desde dentro, siendo emprendedor, que se ha estrellado o ha triunfado, por encima de todo que lo ha vivido.

El concepto de socio tecnológico (en inglés lo denominaríamos algo así como techs angels) es similar al de businnes angels, pero sustituyendo dinero por tecnología. Se trata de empresas o personas que aportan a nuevos negocios la tecnología necesaria para su puesta en marcha, con unos costes iniciales nulos o muy bajos (dependiendo de los acuerdos) y con acuerdos contractuales que harán que todas las partes relacionadas con el negocio acaben teniendo beneficios y también corriendo los riesgos de forma común.

No es una idea nueva pero bajo mi punto de vista se está utilizando poco. Me parece ideal para emprendedores, ya que encontrar financiación hoy en día es muy difícil y tener ideas que interesen a inversores privados también, sobre todo si no son ideas a lo grande de negocios con gran volumen. No veo al típico bussinnes angel que nos imaginamos todos parándose a leer un proyecto que no ronde las 6 cifras… Si encuentra un socio tecnológico en el que confiar una parte que puede ser importante de su financiación estaría resuelta.

Al otro lado de la ecuación tenemos gran cantidad de pymes y autónomos (cada día más freelances) dedicados a internet, viendo como está el panorama general el sector no es de los más castigados, especialmente porque internet hoy en día es El Canal de comunicación por excelencia, en letras mayúsculas, bien grandes y luminosas. Ojo, que sufrimos la crisis como todo hijo de vecino, hay que ajustar precios, hay que luchar por cada cliente, cuesta un mundo cobrar las facturas. Presentarse como socio tecnológico puede ser una buena alternativa para cambiar este rumbo, sobre todo pensando en el medio y el largo plazo, ya que involucrarse en proyectos más allá del simple desarrollo pueden ser a larga beneficiosos. Cierto es que corremos un riesgo que los proyectos no triunfen, claro, pero quién no arriesga es seguro que no va triunfar, el que no prueba no se equivocará ni acertará. Por eso es tan importante el estudio previo del proyecto, que no sólo sea lanzarse porque nos gusta una idea, hay que estudiar a fondo y pedir un plan de negocio, de viabilidad, estudio de mercado, etc. para poder juzgar realmente cuales son los riesgos que vamos a correr.

Durante 2012 hemos hecho en konzeptual un banco de pruebas sobre la posibilidad de asociarnos tecnológicamente con emprendedores con ideas y la experiencia ha sido muy positiva, ha llevado muchas horas de trabajo que en ocasiones han llevado a nada, pero la experiencia ha sido muy enriquecedora y no todo ha sido un trabajo en “brazo roto”, todo se verá.

Pues nada, si tienes alguna idea y te apetece, me la cuentas, estaré encantado de escuchar, ayudar y apostar por cualquier idea que me guste.

 

Autor: Juan Castells

Compártelo!!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *