El humano 2.0

El humano 2.0 es un tipo que ronda la treintena, con un curro en el que el 90% del tiempo debe estar pegado a una pantalla, principalmente abducido por la vorágine de internet.

Después de ingerir su dosis mañanera de cafeina se sienta delante de su pantalla, pongamos que son las 9:00 AM. Lo primero twitter, hay que dar los buenos días a los followers, después gmail, y su flamante estreno Buzz, donde ya responde un par de comentarios de trasnochados del día anterior. Oh, hoy está conectado en Gtalk Mariano, cuanto tiempo, veamos como le va la vida…

Ya hace tiempo que dejó de leer la prensa online, ya ni siquiera se para a leer el marca. Su agregador de noticias le permite leer toda la prensa escrita de un plumazo: 10 periódicos entre nacionale se internacionales, otros 5 deportivos, unos 10 portales de primer nivel y por supuesto no menos de 30 ó 40 blogs de obligada lectura. Ver por encima y leer en profundidad algunos artículos le llevará cerca de una hora, en la que aprovecha para ir conectando con sus redes sociales habituales: facebook, tuenti, Xing, Linkedin… En todas hay algo que decir, algún perfil que retocar, algún grupo de “Señoras que…” al que unirse, una 12 de amigos nuevos a los que dar el sí. Unos cuantos twetts por el camino para ir dando a conocer novedades al mundo, que no falten, eso si, vía twettdeck, qué comodidad.

Deben ser por lo menos las 10:30, hora de bajar a tomar otra dosis de cafeína, cuando suba ya seguirá con sus que haceres.

Son las 11, y hoy toca publicar alguna entrada interesante en el blog, que hace por lo menos 4 días que no publico nada, hablamos de tecnología? A la peña le gustará el nuevo descubrimiento que hice ayer sobre los condensadres de flufo. […] Publicamos y twitteamos el enlace, hecho!!!

Pero si ya son las 12, hora de dar un vistazo rápido a las redes, que a los que no madrugan no los pudimos leer en la primera tanda. Vaya, la cosecha de enlaces de hoy es realmente buena, le va a llevar el resto de la mañana, especialmente esa entrada del blog de Pere, con enlace al blog de Pedro, que le llevaba sin remedio al blog de Peter, esa eminencia en ciernes. Pues lo twitteamos, que se entere el mundo.

Las 14 horas, nuestro humano 2.0 hoy no tiene plan para comer, bocata del bar envuelto en ¿esto qué es? Ostras, cuánto tiempo, si es un periódico!!! Y para arriba, hasta que llegue el personal le da tiempo a tragarse el capítulo doble de LOST (en versión original y sin subtítulos, a pelo que hay que practicar el inglés, por supuesto) que emitieron esa misma noche en USA.

Las 16h, habrá que ponerse… pero antes, dosis de café, por vena esta vez? Qué habrá hecho el personal durante la comida, doble ración de redes sociales y un vistacillo a las feeds, que no se escape nada, y media docena de twwets para empezar la tarde con alegría.

Uff, pero si el timpo pasa volando, ya son las 18h, corriendo a la terapia de “Dejar de hacerme fan de todo lo que se menee”, mientras no lo ven, twittea vía su flamante dispositivo móvil, es un ser afortunado, el centro tiene wifi y no es necesario tirar de conexión.

20h, visita a la novia, cena a base de fast food y a las 22:00 a configurar el calibrador de disonancias paralelo, todo lo aprendido durante el día tenía que servir para algo, pero antes, una buena sesión de facebook, normal, tiene a unos 300 amigos, a los que nunca saludaría por la calle, casi olvidados.

Las 00:00h, despidida a los followers y a la cama, que mañana espera un largo día

Nota: Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia, que nadie se me ofenda, si quisiéramos podríamos pasar el día entero sin hacer nada más que socializar en internet, por suerte el humano 2.0 aun es un conjunto de estereotipos del mundo que nos toca vivir, que así sea por muchos años.

Compártelo!!


Los comentarios están cerrados.